Hoy me quito la máscara

Imagen: José Antonio Alba

Hola,

¿Cómo va tu fase de desescalada? Aquí en Rubí estamos en la fase 2, aunque no tengo muy claro que quiere decir tengo que preguntar una y otra vez o recurrir a Google para aclararme -no sé si a ti te pasa-.

¡Que paradoja! hoy que el plan es la obligatoriedad de ponerse mascarilla yo decido quitarme mi máscara.

Para el que me conoce sabe que hace un par de años que apenas publico ni posts, ni envío correos. Dejé de hacerlo por involucrarme en proyectos de negocios y espiritualidad que fracasaron a la vez que me ocupé del sostén emocional de la familia durante la enfermedad, la muerte y el duelo por la muerte de mi madre.

Después de ello quedé sumida en una gran frustración con una sensación de fracaso y derrota, decepcionada del mundo espiritual en el que me había movido, agotada de los esfuerzos y de creer que experiencias tan intensas como una enfermedad devastadora y la pérdida de un ser querido unían a las familias (que ingenua).

He necesitado tiempo para lamerme las heridas. En este periodo me he victimizado a mí misma (a pesar de que esa es una de las cosas con las que soy más contundente con mis pacientes). Y justo hoy leyendo un post de Facebook en el que la persona que lo escribe dice tener la fórmula mágica para deshacerte de los pensamientos negativos, me doy cuenta de que habla desde el éxito, como la mayoría hace cuando quiere dar ejemplo -yo estuve en un periodo de mi vida frustrado y he encontrado la fórmula para que eso nunca vuelva a pasar, probada con x número de clientes.

Pues yo decido quitarme la máscara justo en el momento en el que todavía me estoy sintiendo frustrada porque me da miedo que se descubra que tengo Dones psíquicos que ya no puedo, ni quiero seguir reprimiendo ni escondiendo, con mi cuerpo porque durante estos procesos me he abandonado a mí misma por atender a los demás y complacerles. He pasado la cuarentena preparándome para darme a conocer, pero hoy salgo a medio preparar, porqué mi alma ya se ha cansado de que el Ego lo quiera tener todo controlado para no volver a equivocarse. Me toca seguir los dictados del corazón y confiar en mi capacidad de resolverme como lo he hecho antes tantas veces y darme la oportunidad de aplicar la sabiduría  recibida de integrar las experiencias pasadas.

Si estás leyendo esto es porque puedes estar identificándote con alguno o todos los aspectos que te estoy exponiendo. Si es así y quieres, puedes contar con mi ayuda.

¿Quién te puede ayudar más que alguien que sabe por lo que estás pasando?

Entra en la profundidad de tu emoción y comienza a dejar de avergonzarme por ella, recupera tus hábitos saludables, perdónate y perdona a los demás y a las situaciones que te han hecho daño. Acepta el momento tal y como es. Sigue agradeciendo las pequeñas cosas de la vida, y a los que siempre están. 

Contacta conmigo a través del correo barbararamos.pt@gmail.com  o a través de whatsapp 619181527

Puedes seguirme a través de https://www.facebook.com/barbara.ramos.psicoterapia/

Gracias por leerme y

¡¡Quítate también tu máscara. No tienes nada que perder!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *