Razones

Pregúntate: ¿Quiero tener razón o quiero ser feliz? En muchas ocasiones ambas cosas son totalmente incompatibles. Defender nuestras opiniones requiere de un gran esfuerzo mental y genera conflicto en nuestras relaciones, incluso afectivas. Hay muchas personas que viven con la necesidad de tener razón y que solo se sienten satisfech@s cuando tienen a su interlocutor/a agotad@.[…]