Pones La Energía

post-010916La preocupación nos tensa y nos lleva a otro pensamiento en la misma línea y a mayor tensión y así sucesivamente. “Donde pones la atención pones la energía y crece.” 
Haz crecer las soluciones y no las tensiones. Para ello te propongo que cada noche hagas una lista de las tareas que debes de desempeñar al día siguiente, apunta hasta las más insignificante. Cuando la tengas siente que ya está todo organizado y despréndete de los pensamientos de preocupación, deja que los sentimientos de satisfacción te inunden y agradece tu capacidad de poner orden en tu cabeza y en tu vida. Al siguiente día busca instantes para repasar tu lista y ve tachando las tareas que ya hayas realizado. Te darás cuenta de lo efectivo/a que llegas a ser.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *