Sesión 24: dedica un momento de cada día a pensar en alguien al que darle las gracias

seniors-1505936_1920Que facilidad tiene nuestra mente para inclinarse hacia lo negativo. Cuando te descuidas ya estás inmers@ en la preocupación, te atrapa la frustración y la irritabilidad, con ello se van alejando las sensaciones de bondad, gratitud, amor y damos por seguras nuestras relaciones afectivas sin alimentar las cosas bellas que nos unen. Cuando conseguimos salir de nuestro letargo es posible que hayamos perdido cosas y personas importantes por el camino.

Cada mañana al despertar céntrate en lo bueno y bello que hay en tu vida: tus logros, tu carrera, tu familia, tus amig@s, tus hij@s, tu hogar, tu tiempo, tu ocio….agradece cada cosa por pequeña que parezca y manifiesta a las personas que quieres lo agradecid@ que estás por tenerles. Quizás al principio pueda resultar algo costoso y extraño pero cuando ello se convierte en un hábito los beneficios son inumerables tanto para ti, como para cada persona que se cruce contigo.

Practica y llénate de paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *