¿La vida es injusta?

26-2-leccion-17Estos días se me han presentado varias situaciones en las que me he sentido injustamente tratada.  Cuando era “más jóven…jijiji” y teniendo mi ascendente en libra, mi primera y última reacción era perseguir las razones que validasen mi sentido de justicia, con ello me sentía poderosa aunque generaba muchos conflictos y discusiones en mis relaciones. Con la madurez decido pensar que la vida en sí, no es justa. Depende de nosotros como queramos vivirla.

Sentir la injusticia de la vida nos coloca en el lugar de victima, con lo que de forma inconsciente buscamos a alguien que nos proteja o valide nuestras razones, cayendo en el peligro de ser manipulados. Del otro lado nos hace sentir lástima por los demás y en muchas ocasiones, prestámos ayuda a quien no lo valora o no lo necesita, volviéndonos a sentir injustamente tratad@s. Dicha emoción derrotísta no beneficia a nadie, en cambio, rendirte a este hecho te libera de todas esas situciaciones.

SÍ, LA VIDA ES INJUSTA ¿Y QUE?¿QUÉ VAS HA HACER AHORA QUE YA LO SABES?

Cuando nos rendimos a este hecho emerge un sentimiento de compasión, esta transmite afecto y bondad a todas las personas implicadas en dicha situación. El sentido de justicia se disuelve y puedes ver la situación real con mayor perspectiva.

Obsérvate y practica:

  • primera reacción es ser just@, enfado. No actues
  • segunda reacción, duda. Observa, no actues
  • tercera reacción, realidad. Abandona cualquier sentimiento que se aleje del amor y atúa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *