Permítete estar aburrido/a

Desde pequeña, una de mis hijas en los días festivos o momentos de ocio, cuando la rutina se relajaba y estábamos jugando me preguntaba.-¿Luego qué vamos a hacer?-. o a la hora de la comida.-¿Qué vamos a cenar?-. Hoy en día aún me hace preguntas de este tipo y a veces suelta una detrás de otra.[…]